Buscar

feettorun

Semana 2: Entrenamientos + I Quedada de las Guerreras Sevillanas 2015-2016

Esta semana he tenido varias revelaciones. La primera es la de hacer la 1/2 maratón a un ritmo cómodo, no se trata de hacer tiempazo, sino de acabarla y tener ganas de más. No pasa nada si entro la última a 2:27. Cada día me siento más nerviosa con el circuito y con el despliegue logístico (coches, las guerreras que vamos desde el sábado y las que llegan el domingo, el pillar algo para hacer noche en Córdoba, etc…) Desde aquí si alguien nos quiere acoger en su casa o conoce a alguien, somos unos cuantos pero muy buena gente, prometemos no hacer mucho ruido. Jejeje.

La segunda revelación ha sido la de ponerme en la cabeza que hasta el mes de diciembre se acabaron los “itos/itas”, es decir, los pastelitos, las patatitas, chocolatitos, etc y los vamos a sustituir por las verduritas, los pescaditos y todo a la planchita. No os soprendais si además de sacar fotos en instagram de oposiciones, carreras y de la gata Regina, empiece a sacar platos muy fit. Todo sea por ser más ligera y casi no tocar el suelo con los pies.

Los entrenamientos esta semana han sido tranquilos, sin series, pero todos sin pausa:

Martes:5kms

Miercoles:10kms

Jueves: 6kms

Sábado: 5kms por Nepal

El sábado corrimos por Sevilla con los dorsales de #irun4Nepal las GuerrerasRunning. No se si fuimos las únicas corriendo por esta causa, pero si fuimos las únicas corriendo con un dorsal. No se cuánta gente nos paró para preguntar que cual era la carrera, hasta la Policía Nacional nos paró. Recordad que no era carrera sino kms solidarios. No se si gastamos más calorías corriendo o charlando, pero era la primera quedada tras el verano y teníamos que hacer un planning con las carreras que íbamos a correr, las que íbamos a ir a animar a otras guerreras o simplemente charlas de todo y de todas. Somos una gran familia con muy buen rollo.

IMG_3660(1)IMG_3654

Aquí os dejo con estas fotos Guerreras del antes de correr y el después. No me negaréis que nos ha sentado estupendamente correr. Haberlas conocido a todas y cada una de ellas ha sido un regalo y además nos sólo somos las guerreras Sevillanas, hay guerreras en varios puntos de la geografía española: Murcia, Madrid, Canarias, Toledo y próximamente Barcelona. Así que si estáis en alguna de esas ciudades, buscadnos por redes sociales, #GuerrerasRunning y os irán derivando a las capitanas de esas ciudades.

La semana que viene más kms!

Semana 2: 1/4 I run 4 Nepal

Os dejé a punto de salir a correr 10 km que al final no fueron tales por problemas fisiológicos. Una experiencia incómoda de la que aprenderé seguro jajajajajaja.

Pues ya estamos a martes y me toca hacer la primera salida de la semana. Como tengo que entrenar también con @mundorobot y hoy sigo haciendo el rodaje a ritmo suave, pues me puedo meter media hora de carrera continua y para ir relajando hacer su entreno de hoy. El entrenamiento que sigue es muy sencillo. Se trata de ir combinando correr y andar y conforme va pasando el tiempo, los minutos que le dedicas a andar disminuyen y los minutos corriendo aumentan hasta que al final, eres capaz de correr media hora seguida. 

También quería hablaros sobre el evento a nivel mundial #irun4nepal. Serán 5 km solidarios y puedes hacerlos en cualquier parte del planeta, siempre vinculando la App que normalmente utilices, con tu cuenta en Runator. Para conseguir dorsal de esta carrera virtual, debéis inscribiros en esta Página, rellenar el formulario y donar. Se puede donar desde un simple euro hasta…hasta lo que tú decidas dar. La recaudación irá destinada íntegramente a las victimas de los terremotos de Nepal de este año en solidaridad con Oxfam Intermon. 

No lo dudes, si el 12 de Septiembre sales a correr como cosa normal o simplemente es tu día de descanso pero te apetece ser solidario, imprime tu dorsal y sal a la calle. En Sevilla se hace una quedada masiva a las 10:00 am en el puente de La Barqueta. 

Y ya sabes, #irun4nepal

Semana 1: Cómo aprender a utilizar el Polar

IMG_9594Como ya os comenté, tenía el pensamiento de ir haciendo una entrada por día y que esto se convirtiese en un diario del corredor o algo parecido. Pero supongo que estos primeros días al no tener mucho que contar pues prefiero ir haciendo una entrada por semana.

El lunes a las 7am estaba ya en planta, al menos mi cuerpo estaba en planta. Esta semana tengo planeado hacer 3 carreras suaves (dos cortas y una larga) y un entreno de series de velocidad, cuestas o escaleras

El lunes tocaban mis primero 30 minutos suaves. Lo que no tenía del todo controlado era el tema banda Polar para medir la Frecuencia cardíaca, un error garrafal, pero como iba a ser una tirada muy tranquila ni me detuve a calibrarlo o a saber como se usa. Pues ahí iba yo con mis 180 ppm ¿Eso no es mucho para ir lentito? Fueron 30 minutos a 6:58min/km, más pendiente de mi corazón que de la postura corriendo. Como habréis leído en IG ando buscando una solución y espero que todo sea debido a que no se utilizarlo. Gracias a @lorena_komekun por los consejos a cerca de este tema.

El miércoles salí a correr otros 30′ suaves y esta vez iba decidida a no mirar las pulsaciones hasta el final, ¿de qué me iba a servir? La verdad es que este mes sin correr me ha hecho mella sobretodo en la comodidad del ritmo. Ir a 6:23min/km se supone que es ir tranquilo y que de vez en cuando vaya la cabeza diciéndote que frenes, no es ir cómoda. También estoy empezando a correr por la tarde con @mundorobot, así que hay día en los que hago un entreno doble, pero este me lo tomo mucho más tranquilo.

El jueves tocaron series. 5 minutos de calentamiento+5′ de trote+5 series de 30″ lentos y 30″ rápidos. El polar en esta sesión me ha dado medias de 160 pulsaciones y eso entra ya dentro de la normalidad.

Hoy domingo tocaba salir a correr 10km a ritmo de media maratón que por ahora estimo que podré terminarla a 6.23 min/km. Iba a levantarme temprano para hacerlas…pero se me pegaron las sábanas y ya llego tarde, así que tocan 10 km vespertinos. (¡Horror!)

La semana que viene más y mejor.

Preparando la 1/2 cordobesa

Quedan casi tres meses, tres meses y un día para esa primera prueba de esfuerzo.

Tengo tantas cosas aún por cerrar que hay veces que siento el vértigo demasiado pronto. Llevo sin correr cosa de 30 días por las vacaciones y menos mal que me apunté hace un mes a la media porque hoy por hoy, no lo haría. El lunes es el gran día, es el día que he elegido para ponerme las pilas.

Como casi todos los planes de entrenamiento que he visto carecen de días de series, voy a sustituir al menos un día de carrera continua por series de cuestas y un día de fuerza por las escaleras. Como no se si me voy a apuntar al gimnasio debo buscar ejercicios para las piernas con especial atención a la cadera derecha y ejercicios para el core. Me he decantado por la app de Nike porque mi cardiómetro (polar H7) funciona estupendamente con esta app. Para los ejercicio pues lo mismo, la app Nike training.

Así que con los deberes hechos, con las zapatillas que me van a acompañar elegidas (Saucony Zealot) , mi Garmin Forerunner y mi nuevo Polar os dejo hasta el lunes cuando inicie mi primera sesión de preparación. Me va a costar la misma vida, pero lo divertido es hacerlo difícil y en eso soy un hacha.

Dejarme disfrutar de los dos días de vacaciones que me quedan! Jejeje

Corriendo sueños

Como dijo Julio César ante el Senado Romano acerca de una de sus batallas: “Veni, Vidi, Vici”, es decir, vine, vi y vencí. Pues así me sentí yo cumpliendo una promesa que me hice cuando empecé de nuevo a correr, aunque bien es sabido que se hizo de rogar.
La gente que me conoce de verdad sabe lo cansina que soy con mi Lisboa. Soy una enamorada de esa ciudad, no lo puedo remediar y es algo que comparto con mi pareja (@mundorobot) desde que el 15 de agosto de 2009 pisamos suelo Luso. Nunca una ciudad distinta a Cádiz, donde nací o a Sevilla, donde vivo, me pareció más hogar. Si te quedas en la superficie de esta hermosa ciudad cometerás el gran fallo de subestimar su belleza. Pero como lo mejor de viajar es descubrir y dejarse impresionar, no os cuento más y os dejo que la veías con vuestros propios ojos.
Pues ese día llegó por fin. Metí días antes la ropa y el calzado con el que iba a hacer mis primero kilómetros en la capital lusa en la maleta. Los calcetines, las mallas, la ropa interior, los cascos…el GPS cargado, que siempre que lo cojo está a punto de irse la batería. Y esa mañana amaneció con algo de nubes y con muuucha humedad, pero daba igual, iba a conseguirlo.
11745720_10207187616198902_4707712005037619416_n

Cogí calle abajo hasta la avenida principal dirección a Cais Do Sodré y por fin lo hice. La sensación era rara, mezcla de incredulidad y normalidad, al fin y al cabo correr lo hago casi todos los días y nunca suelo repetir ruta más de 3 veces. Fui disfrutando y me paraba para sacar fotos de aquello, para no olvidar lo que había visto. La plaza del comercio, el muelle, la Sé catedral vista desde otro prisma… y vuelta a Cais.

Me encanta viajar de esta forma, normalizando la ciudad y mezclándome. Sintiéndome parte de la ciudad y de los corredores que como yo vencen la pereza y salen a buscar fuerzas para comenzar el día.

Y así os dejo, pensando en mi próxima aventura.
11755086_10207187615758891_4830105251727014481_n

Corre Carmela, corre

Correr es sanísimo y es la mejor medicina contra las enfermedades modernas. ¿Quién no se ha planteado al empezar el año o al terminar el verano, que es el momento de calzarse las zapatillas y empezar a trotar? Las calles están llenas de runners y de corredores. He aquí las pistas para distinguirlos:

1.- Los corredores de toda la vida no visten a la moda. Ellos no se preocupan por los colores, ni tan siquiera por los tejidos. Ellos empezaron a correr con unas zapatillas blancas, sin pijadas de pronación, control de estabilidad ni nada. Cuando los calcetines estaban a medio camino entre las medias que se utilizan ahora y los calcetines tobilleros. Las mezclas de capas superpuestas no guardaban un respeto a los colores complementarios, nada, la cosa era correr.

2.- Los corredores no llevan tecnología a cuestas. Lo máximo que pueden llevar es el reloj y el movil (y a veces ni esto último). Nada de GPS, pulsómetro, smartphone con el Strava, nike+ o el runkeeper c onectado. Ellos se saben al dedillo los kilómetros que hacen a diario y las pulsaciones. Ellos se conocen demasiado bien. Todo lo demás le causa risa.

3.- El corredor de toda la vida va con la sonrisa en la cara. O como me ha pasado a mi en alguna carrera, son capaces de bajar el ritmo para tirar de algún corredor que está a punto de pararse.

Yo empecé a correr cuando aún no estaba de moda, cuando las mujeres éramos un 20% del total de participantes o cuando las zapatillas (o en mi caso los tenis) no tenían aún color. Las carreras populares ya por esa época (año 2005) costaban dinero. Recuerdo que corría con un reloj nike super avanzado con el que podías hacer intervalos de series. Aunque si os soy sincera, empecé a entrenar un Casio de 12 euros. Mis primeras zapatillas fueron unas reebook blancas con líneas rojas, nada que ver con las de hoy en día. Mi entrenador veía las zapatillas que nos íbamos comprando y la prueba que hacía para saber si nos iban a hacer daño era cogerlas y flexionarlas hacia todos los lados. Después nos las entregaba y según la cara que pusiese sabías que te habías gastado un dinero para nada o por el contrario que habías acertado.

Tras varios años coqueteando con el running volví a correr, volví a preparar carreras y conocí a gente maravillosa. Se que nunca se está lo suficientemente entrenado o informado sobre este mundo en constante cambio y es que en el mundo running te acuestas pensando que hay pronadores y supinadores y te levantas con la noticia de que no hay un sólo zapato adecuado para correr, al igual que no hay que correr por un sólo terreno, que en la variedad está la excelencia.

Y en ese punto estamos.

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑